fibromialgia tratamiento

Fibromialgia ¿Qué es?

Fibromialgia, ¿qué es?

La fibromialgia es una condición que afecta los tejidos fibrosos (ligamentos y tendones) del cuerpo, lo que lleva al dolor crónico generalizado, la reducción de la función física y la disfunción cognitiva. Inicialmente se creía que era un tipo de reumatismo, que es la inflamación y la presencia de dolor en las articulaciones, los músculos y los tejidos fibrosos del cuerpo. Muchos profesionales también creyeron que era una condición psicológica hasta principios de la década de 1990, pero ahora se la reconoce como una enfermedad física. Este dolor se parece al originado en las articulaciones, pero no es una enfermedad articular.

fibromialgia tratamiento

Diagnóstico de la fibromialgia

Desafortunadamente, no hay una prueba de laboratorio que pueda confirmar que una persona tenga fibromialgia. Sin embargo, los médicos pueden realizar análisis de sangre, ya que esto les permitirá descartar enfermedades que tienen síntomas similares.

El médico también realizará un examen físico para confirmar si la fibromialgia es el problema. El examen consiste en presionar con los dedos 18 puntos del cuerpo. Estos puntos se encuentran en todo el cuerpo, concentrados alrededor del cuello, la clavícula, la parte superior de la espalda, los codos, las caderas y las rodillas. Si 11 de estos 18 puntos son dolorosos cuando se presionan firmemente, sugiere que la fibromialgia puede ser la causa. El dolor también debe estar presente durante un mínimo de tres meses.

Este síndrome no tiene una curación definitiva hasta ahora. El objetivo del tratamiento es reducir el dolor para conseguir una calidad de vida en la persona afectada.

Síntomas de la fibromialgia

El síntoma principal de la fibromialgia es el dolor generalizado en 11 puntos durante al menos tres meses. El tipo de dolor reportado por personas con fibromialgia es un dolor constante y sordo, que es muy sensible al tacto.

puntos-de-dolor-de-la-fibromialgia

La fibromialgia puede hacer que sea muy difícil que las personas duerman debido al dolor y muchos pacientes también informan sobre trastornos del sueño relacionados como la apnea del sueño. Esto significa que el cansancio se asocia con frecuencia a la fibromialgia, lo que dificulta que las personas se concentren en las tareas durante un período de tiempo significativo. La pérdida de memoria y la dificultad para tomar decisiones también son comunes.

La afección a menudo, aunque no siempre, se asocia con afecciones como el síndrome del intestino irritable, la vejiga dolorosa, el dolor en las articulaciones y los dolores de cabeza.

Causas

No se conoce la causa exacta de la fibromialgia, pero hay varios factores de riesgo que podrían desencadenar los síntomas. Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a experimentar la afección, y también parece que podría afectar a varios miembros en una familia, lo que sugiere que la genética puede jugar un factor muy importante. Ciertas infecciones también parecen ser capaces de desencadenar la condición, al igual que el trauma físico o emocional.

Si bien no podemos señalar una causa única como razón principal detrás de la fibromialgia, ahora se cree que es más neurológica que física, por lo que las condiciones que afectan al cerebro pueden desencadenarla. La fibromialgia parece cambiar la forma en que el sistema nervioso envía y recibe señales de dolor, lo que puede dificultar su tratamiento.

Tratamiento de la fibromialgia

Al ser un síndrome bastante reciente, todavía no se conocen tratamientos que curen totalmente la fibromialgia. Esto significa que el tratamiento implica tratar los síntomas individuales del dolor experimentado y puede ir desde analgésicos y fisioterapia, hasta asesoramiento y antidepresivos. Aunque no hay cura, estos tratamientos generalmente mejorarán la calidad de vida de las personas que sufren de fibromialgia.

Algunos profesionales aconsejan  no suministrar mucha medicación. Muchos de los fármacos contienen compuestos químicos que podrían llegar a empeorar la salud del paciente, ya que se puede presentar sensibilidad química, siendo más susceptibles a sufrir efectos secundarios o reacciones adversas,

La medicación farmacológica debe ser recetada por un especialista y con ella se busca calmar el dolor, mejorar la calidad de sueño, eliminar la astenia y los problemas asociados, así como mantener y restablecer el equilibrio emocional.

La otra parte del tratamiento contra la fibromialgia consiste en informar al paciente, darle apoyo emocional y realizar actividad física con el fin de mejorar su condición de vida.

Ejercicio físico para la fibromialgia

Los expertos recomiendan el ejercicio físico como principal estrategia no farmacológica en pacientes con fibromialgia para que se mantengan activos, ya que esto ha dado un resultado positivo en el control de la enfermedad. La rutina de ejercicios debe inicarse de manera gradual hasta que el paciente sienta que puede aumentar el ritmo. Se debe evitar los ejercicios que provoquen dolor por forzar determinadas áreas del cuerpo. Entre los ejercicios adecuados para estos pacientes se destacan: ejercicio aeróbico, de fuerza con cargas moderadas, yoga, pilates, natación, etc.

La rutina de ejercicios debe ser de dos a tres veces por semana y siempre supervisado por un profesional que conozca la afección para poder asesorar al paciente de los ejercicios que son ideales a realizar. Es muy importante personalizar el plan de entrenamiento para que la recuperación sea efectiva.

Si quieres saber más sobre la fibromialgia, hay asociaciones donde te pueden informar y ayudar. Os dejamos uno de los enlaces de la Asociación Valenciana de Afectados de Fibromialgia: www.avafi.es

 

Puede que te interesen estos artículos:

 

¿Conoces la tienda on-line de Sumikos? Disfruta de un 5% de descuento con tu pedido on-line. Todo el material médico, productos de fisioterapia y ortopedia al mejor precio. ¡Entra ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *