spartan race agujetas

Agujetas Spartanas. ¡Sobrevive a ellas!

¿Cómo acabar con las agujetas?

Aprovechando la celebración de la Spartan Race Valencia 2016, en la que participamos con unos amigos, quiero hablaros de cómo combatir las agujetas post competición, que me imagino que muchos de los participantes empezaron a sufrir ayer domingo.

spartan race agujetas

A lo largo de nuestra vida, cualquiera de nosotros hemos sufrido alguna vez el dolor de unas agujetas agudas tras una sesión de ejercicio físico o después de correr o participar en una prueba deportiva de cierta intensidad como es la Spartan Race. Pero, ¿realmente sabemos a qué se debe ese dolor? Hay muchos mitos o falsas creencias alrededor de este tema, fundamentalmente porque no tienen un rigor científico que las respalde.

Según López Miñarro y García (2000) los mitos o creencias erróneas son debidos a múltiples influencias, que nacen desde distintas fuentes, tales como los medios de comunicación, la existencia de profesionales no especialistas de la actividad física (con ausencia de formación permanente) y sobre todo la familia. ¿Quién no ha oído a su madre o padre recomendar el agua con azúcar para prevenir o curar las agujetas?

¿En qué se basa realmente el Mito de las Agujetas?

Tradicionalmente se ha creído que las agujetas eran cristales ácido láctico que se producían después de realizar esfuerzos intensos. Según esta teoría tomar agua con azúcar o bicarbonato, los cristales desparecerían, incluso podíamos ser capaces de prevenir su aparición.

Esta teoría fue formulada hace ya muchos años, entorno al año 1953, la cual está totalmente derogada puesto que no tiene ninguna validez en la actualidad. De hecho, muchos son los estudios científicos que desmienten esta teoría.

¿Qué son las agujetas?

Podríamos decir que se trata simplemente de microscópicas roturas fibrilares, y de su reacción infamatoria, producidas durante la realización de un ejercicio más intenso del que estamos acostumbrados o preparados, especialmente tras ejercicios de predominio excéntrico. Un ejemplo de este tipo de ejercicios seria correr cuesta abajo o realizar una sesión de saltos (López Calbet, 2000).  

Estudios como los de Kmoi y Burskirk (1952) citado por Sharkey (2000), Drobnic (1989) y McArdle y cols (1986), concluyeron que el origen de las agujetas proviene del ejercicio en el que predominan las contracciones excéntricas.

Esta respuesta suele aparecer a partir de las 24 horas posteriores al ejercicio físico, con una sensación máxima entre las 48-72 horas. En muchas ocasiones se experimenta un dolor difuso acompañado de ligera tumefacción, disminución del rango de movimiento, rigidez y pérdida de fuerza. Debemos diferenciar la fatiga muscular post ejercicio de las agujetas.

¿Cómo se pueden prevenir las agujetas?

Realmente no hay un método efectivo 100% ni para prevenirlas ni para curarlas. Lo que tenemos que tener presente a la hora de iniciar cualquier programa de ejercicio físico es que debe ser progresivo y gradual. Es muy importante ir a una prueba tan exigente bien preparado, habiendo planificado el entrenamiento correctamente. Este aspecto es fundamental, no queramos hacer en un solo día lo que no hemos hecho durante años.

Para su tratamiento tampoco hay una medida eficaz. Una buena opción es practicar el mismo ejercicio que las provocó pero a una intensidad muy inferior. En el caso de haber corrido una Spartan Race o una media maratón, por ejemplo, lo ideal es correr al día siguiente un trote suave de unos 20 minutos regenerativos. Eso nos asegura un aumento del riego sanguíneo local y por tanto del metabolismo en la estructura, que limpiará la zona de residuos, disminuirá el edema y acelerará la cicatrización.

Existen otras fórmulas más orientadas a los tratamientos de fisioterapia como por ejemplo la aplicación de crioterapia (frío) con bolsas de hielo, mediante masajes (criomasaje), con inmersiones de los miembros o de todo el cuerpo en cubos o bañeras de agua con hielo, etc. y  el masaje suave poco profundo que, sin duda ayudará a acelerar dicho proceso de recuperación.

masaje para agujetas

La aparición de agujetas no siempre tiene un carácter negativo, también se puede utilizar como un feedback positivo. Las agujetas son un buen indicador de una baja forma física. Nos informan de que debemos seguir entrenando un poco más duro para afrontar sin problemas la próxima competición y que ese proceso de recuperación, tan doloroso en ocasiones, sea cada vez sea menor.

spartan race

 

Referencias bibliográficas:

López Calbet, F.y López Calbet, C. (1996): Marco Teórico práctico para la correcta ejecución del trabajo abdominal: Apunts Educación Física y deportes.

López Miñarro, P.A. (2002): Mitos y Falsas creencias para la práctica deportiva. Inde. Barcelona.

McAdle, W., Katch, V. y Katch, P. (1986): Fisiología del ejercicio: energía, nutrición y rendimiento humano. Alianza Deporte. Madrid.

Sharkey, B.J. (2000): Fitness y salud. Ediciones Tutor. Madrid.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *