Compresas reutilizables frío-calor

¿Para qué sirven las compresas o bolsas de frío – calor?

¿Qué usos tienen las bolsas o compresas de frío – calor?

La termoterapia es la aplicación de calor o frío con fines terapéuticos.

Las técnicas de termoterapia utilizan diferentes formas de calor o frío (crioterapia) como medio de tratamiento, ya sea en forma sólida, semilíquida o gaseosa. En este caso, en concreto, hablamos de la forma semilíquida como son las bolsas o compresas de calor o hot-pack y las bolsas o compresas de frío o cold-pack. En el mercado podemos encontrar formatos que permiten su uso tanto en calor como en frío dependiendo de las necesidades terapéuticas. 

compresa de frío - calor reutilizable

Aplicación para frío:

Efectos biofisiológicos de las bolsas o compresas de frío

  • Vasodilatación. Aumento del flujo de sangre a la zona (hiperemia). La hiperemia tiene efecto analgésico (reduce el dolor), favorece la nutrición de los tejidos y la eliminación de productos de deshecho.
  • Disminución de la presión arterial. El calor afecta al corazón y reduce la presión sanguínea. Si baja en exceso, pueden producirse mareos, por lo que es necesario supervisar para evitarlo.
  • Efecto sedante. El estímulo de calor de larga duración tiene efecto sedante, ya que favorece la relajación muscular, evita el espasmo muscular, alivia la fatiga y ralentiza la conducción nerviosa de estímulos dolorosos.

Aplicación para calor:

Las compresas de calor se calientan en microondas o en agua hirviendo y conservan el calor unos 15-20 minutos. Se aplican protegiendo la zona con una toalla o un paño fino, y tienen la ventaja de ser adaptables a regiones como el hombro o cuello. Ideales para su uso en casa.

Principalmente indicado en contusiones musculares y articulares después de la fase aguda. Inicialmente se recomienda aplicar hielo y, tras las primeras 48-72 horas, aplicar calor.

Especial atención a la percepción subjetiva de calor. Cada individuo tiene una diferente sensibilidad térmica. El calor puede quemar la piel y la persona no darse cuenta, por lo que se requiere mucho cuidado en su aplicación, especialmente en niños y ancianos.Es conveniente revisar la zona cada pocos minutos, para comprobar que no se producen lesiones en la piel.

Bolsas o compresas de frío (Crioterapia)

La crioterapia es la utilización del frío como medio terapéutico. Las bolsas o compresas de frío son almohadillas de hielo prensado con alcohol isoproprílico o gel de sílice que almacenas y retienen al frío. Existen de diversos tamaños y formas. Disponemos en el mercado de un formato a modo de compresa frío – calor reutilizable y podemos introducirlas en el congelador para frío o bien en el microondas o al baño María si necesitamos efecto calor.

Efectos biofisiológicos

  • Disminución de la temperatura, el enfriamiento de los tejidos dependerá del método y duración de la aplicación, temperatura inicial y grosor del tejido subcutáneo.
  • Reducción del metabolismo tisular, disminuyendo el riesgo de extensión del tejido lesionado por falta local de oxígeno.
  • Vasoconstricción y por consiguiente menor hemorragia, seguida de vasodilatación.
  • Disminución del edema e inflamación, por la reducción del flujo sanguíneo capilar (vasos menores).
  • Mejora del espasmo muscular, reducción del ciclo muscular dolor-espasmo-dolor. Permitiendo que no se altere el flujo sanguíneo en el tejido circundante no lesionado.
  • Disminución del dolor. Produce efectos sobre el Sistema Nervioso periférico, disminuye la velocidad de conducción, bloqueando su actividad simpática, efecto analgésico.
  • Efectos neuromusculares: reduce  temporalmente la espasticidad.

Aplicación de las bolsas o compresas de frío – calor

Para su utilización debe permanecer en el congelador al menos 30 minutos (la primera vez de su utilización son necesarias 24 horas). Los hot-cold precisan dos horas en el congelador. Tienen menor capacidad refrigerante en profundidad que las bolsas de hielo. Tiempo de tratamiento no más de 20 minutos, ya que pierden su capacidad de enfriamiento. Se aplican protegiendo la zona con pañuelo, un paño fino o una funda específica la bolsa de gel. Tienen la ventaja de ser adaptables a regiones como el hombro o cuello. Ideales para su uso en casa.

 

¿Quieres saber para qué sirven y dónde comprar bolsas o compresas de frío – calor para golpes, contusiones, etc? En Sumikos dispones de una gran variedad a un precio único. ¡Entra en la tienda on-line y llévate todo el material de fisioterapia!